Grecia - Alquiler de Barcos

Grecia

Grecia
5 (100%) 11 votes

En Grecia la temporada de navegación va de Abril a Octubre. Navegar por el Egeo ofrece multitud de posibilidades y es una de las mejores elecciones para alquilar un velero en el Mediterráneo. Grecia posee cuatro grandes grupos de islas: las Cícladas, las Espóradas, las Jónicas, y las del Dodecaneso, estas últimas situadas muy cerca de Turquía.

Hay centenares de islas diseminadas por toda la costa griega. Todas diferentes, con su propia estética y personalidad. Un paraiso para el navegante, con una oferta de chárter náutico amplia y abundante y muchas empresas serias y con experiencia de varias décadas ofreciendo barcos de alquiler.

cala en Grecia

Los vientos del Egeo suelen ser del norte. Navegando por estas aguas tendremos que estar atentos al fenómeno atmosférico más popular: el meltemi. Es un viento que puede afectar a toda el área del Jónico y el Egeo. A mediados del verano suele alcanzar una fuerza de entre 7 y 8 en la escala Beaufort. Suele causar una marejada bastante molesta para la navegación.

El meltemi normalmente se levanta poco después del mediodía, y va bajando de intensidad  a medida que se pone el sol. Es un viento impredecible, que puede llegar sin avisar y soplar durante un rato, o mantenerse activo durante varios días seguidos.  Por tanto hay que ser muy precavido, e intentar que no nos sorprenda con una costa a sotavento.

En las islas Cícladas el meltemi sopla del norte. En la zona norte del Egeo este viento sopla del nordeste.

Las islas Jónicas ofrecen las mejores condiciones para la navegación, con fondeaderos tranquilos y pequeños pueblos que disponen de embarcaderos seguros. Son un buen destino para navegantes con poca experiencia, ya que las condiciones meteorológicas suelen ser buenas, permitiendo navegaciones tranquilas, tando de día como de noche, con vientos del NO que no suelen superar los diez nudos. Los meses de Junio, Julio, Agosto y Septiembre son los mejores para navegar en las Jónicas.

Cúpulas azules

Encontraremos pequeñas islas con hermosas calas. Las Jónicas más importantes son estas siete:  Corfú, Paxos, Léucade, Ítaca, Cefalonia, Citera y Zante.

Paxos está situada en el norte de las Jónicas. Fotografiada hasta la saciedad, es la típica isla mediterránea de casas blancas y cultivos de olivos, con un mar de fondo de color azul intenso. Corfú, isla montañosa, con gran afluencia de turistas, está quizás demasiado masificada y no es sencillo encontrar rincones sin turistas.

Cefalonia, con pequeños pueblecitos de pescadores y extensos viñedos. Itaca, tierra de Ulises, a quien el dios Poseidón condenó a vagar por los mares por haber matado al Cíclope. Ofrece numerosas marinas y hermosos y seguros fondeaderos.

Las islas Cícladas están compuestas por 54 islas, de las cuales apenas la mitad están habitadas. El archipiélago se extiende de norte a sur desde Andros hasta Santorini, y de este a oeste desde Amorgos hasta Serifos. Se denominan así por formar un círculo alrededor de la isla de Delos, pequeña isla deshabitada que era uno de los lugares más sagrados de Grecia en la Antigüedad.

Son islas con marcadas diferencias, a pesar de la escasa distancia que existe entre ellas. Encontraremos pequeños pueblos blanqueados contrastando con las cúpulas azules de las iglesias ortodoxas. Lo mismo encontramos islas totalmente desérticas como otras con frondosa vegetación.

Navegar en aguas míticas

Una de las más sofisticadas es Mikonos, la isla de los molinos de viento. Aunque ha perdido parte de su esencia debido a la presión turística. Lo mismo le ocurre a la isla de Naxos. Ambas están bien surtidas de restaurantes y tiendas de las marcas más exclusivas.

En muchas de estas islas encontraremos antiguos templos, ahora en ruinas, con sus blancas columnas contrastando con el azul intenso del cielo y el mar.

Las islas Espóradas, están situadas en la costa este de Grecia. Es un archipiélago  formado por cuatro islas principales ( Scíathos, Skópelos, Alónnisos y Esciro) y un conjunto de más de 700 islotes, la mayoría de ellos deshabitados. Es una zona más tranquila, donde disfrutar de fondeos apacibles y visitar sus pequeños pueblecitos, que todavía mantienen sus constumbres y tradiciones sin haber sucumbido totalmente a la influencia del turismo, como les ha ocurrido a otras islas del Egeo.

Sciathos es la más pequeña, pero recibe muchos turistas gracias a sus playas y su animada vida nocturna, con abundante oferta de tabernas, restaurantes y bares.

Skópelos destaca por la fertilidad de sus tierras, con viñedos, bosques de pinos, olivares y campos de cultivos cítricos. Hay numerosos monasterios e iglesias en toda la isla.

Alónnisos es una isla rocosa y montañosa, con pocas carreteras. Es refugio de la foca monje del Mediterráneo, así como del halcón de Eleonor y la gaviota de Audouin, en el parque nacional marino que se creó hace unos años.

Esciro se encuentra bastante alejada de las tres islas anteriormente mencionadas. Destacable es la danza de la cabra de Esciro, tradición muy antigua preservada hasta nuestros días.

Isla de Rodas

El archipiélago del Dodecaneso, está formado por cerca de 170 islas, de las cuales apenas 30 están habitadas. Está situado frente a la costa de Turquía y su situación más al sur la protege en parte del ímpetu del meltemi.

La isla más grade es Rodas, que conserva numerosos vestigios del arte helénico. La isla de Kos, también muy turística como Rodas, ofrece playas muy atractivas y yacimientos arqueológicos por doquier.

 
 

ALQUILA UN BARCO EN GRECIA, HAZ TU PRESUPUESTO